NUEVOS TIPOS DE RETENCIÓN 2015 – 2016

NUEVOS TIPOS DE RETENCION

Ejercicio 2015

Ejercicio 2016

Administradores o miembros de Consejos de Administración

37%

35%

Administradores o miembros de Consejos de Administración: cuando los rendimientos procedan de entidades cuyo importe neto de la cifra de negocios del último período impositivo finalizado con anterioridad al pago de los rendimientos sea inferior a 100.000 euros.

20%

19%

Atrasos rendimientos de trabajo

15%

Ganancias patrimoniales derivadas de las transmisiones o reembolsos de acciones y participaciones de instituciones de inversión colectiva

20%

19%

Rendimientos de capital mobiliario

20%

19%

Imputación rentas por cesión de derechos de imagen

20%

19%

Rendimientos actividades profesionales

19%

18%

Rendimientos actividades profesionales: cuando el volumen de rendimientos íntegros del ejercicio anterior sea inferior a 15.000 euros anuales y represente más del 75% de la suma de sus rendimientos de actividades económicas y rendimientos del trabajo del ejercicio. Previa comunicación al pagador.

15%

Rendimientos actividades profesionales: cuando se inicien nuevas actividades, en el periodo impositivo de inicio de actividad y en los 2 años siguientes

9%

Rendimientos capital inmobiliario: Arrendamiento de locales de negocio.

20%

19%

Rendimientos derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y similares

19%

18%

Rendimientos de actividades agrícolas

2%

Rendimientos de actividades forestales

2%

Rendimientos de actividades ganaderas

1%

Rendimientos del trabajo obtenidos por impatriados

24% hasta 600.000 euros y 47% resto

24% hasta 600.000 euros y 45% resto

Rendimientos Estimación Objetiva (Módulos) según epígrafe

1%

NOVEDADES EN MATERIA LABORAL

Real Decreto Ley 3/2014, de 28 de febrero, de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida.

La exposición de motivos de la norma justifica la aprobación de este Real Decreto en la necesidad de acelerar la recuperación y la creación de empleo sobre la base de que los datos macroeconómicos se han estabilizado y retornan a una tendencia positiva.

Para ello se propone una reducción de parte las cotizaciones empresariales por contratación indefinida cuyos requisitos y beneficios detallamos a continuación:

Tipo contrato

CONTRATOS INDEFINIDOS suscritos entre el 25 de febrero de 2014 y 31 de diciembre de 2014.

Reducción de cotización

La aportación empresarial por contingencias comunes se reducirá a las siguientes cuantías:

➢ Contrato a tiempo completo, 100 euros mensuales.

➢ Contrato a tiempo parcial con jornada de al menos el 75%, 75 euros mensuales.

➢ Contrato a tiempo parcial con jornada de al menos el 50%, 50 euros mensuales.

Recordar que la aportación empresarial por contingencias comunes es del 23,60% sobre la base de cotización del trabajador, por lo que el 6,3% correspondiente a la cotización empresarial por desempleo, FOGASA y formación, la cotización por accidentes y la cuota del trabajador no se ven afectadas y siguen cotizando igual.

Ejemplo:
Por un trabajador con una base de cotización mensual de 1.500 euros se pagarán 100 euros (de contingencias comunes) + 94,5 euros (por desempleo, Fogasa y FP) + tarifa de accidentes según actividad empresarial. Sin esta reducción la cuota empresarial sería de 254 euros más al mes (3.048 al año).

Período de reducción

➢ Durante 24 meses desde el inicio del contrato.

➢ Para empresas con menos de 10 trabajadores en el momento de suscribir el contrato dicho período se amplía, finalizados los 24 meses, en 12 meses más por una reducción del 50%

Requisitos a cumplir

➢ Hallarse al corriente de pago con Hacienda y Seguridad Social, tanto en la fecha de alta del trabajador como durante el período de la reducción de cotización.

Si durante el período existiese deuda, total o parcial, se producirá la perdida automática de la reducción a partir del mes en que se produzca el incumplimiento.

➢ La contratación ha de suponer un incremento tanto del nivel de empleo indefinido como del nivel total de la empresa.

➢ Mantener durante 36 meses tanto el nivel de empleo indefinido como el nivel de empleo total alcanzado, al menos, con dicha contratación. Se examinarán dichos niveles de empleo cada doce meses y se tendrán en cuenta los niveles del mes en el cuál se revisa.

➢ No haber extinguido contratos por causas objetivas o despidos disciplinarios declarados, unos y otros, judicialmente como improcedentes en los 6 meses anteriores a la contratación. Tampoco extinciones por despidos colectivos. A estos efectos no se tendrán en cuenta las extinciones anteriores al 25 de febrero de 2014.

Situaciones de no aplicación

➢ Contrataciones del cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad hasta segundo grado del empresario, de quienes ostenten cargos de dirección o sean miembros de los órganos de administración de empresa con personalidad jurídica. 
Sí que se admite la reducción en la contratación de hijos por el trabajador autónomo.

➢ Contratación en regímenes especiales de la seguridad social.

➢ Contratación de trabajadores que en los 6 meses anteriores a la fecha del contrato hubieran prestado servicios a la misma empresa con contrato indefinido.

➢ Contratación de trabajadores que hubieran estado contratados en otras empresas del grupo de empresas del que formen parte y extinguido el contrato por causas objetivas o despidos declarados, unos y otros, judicialmente como improcedentes en los 6 meses anteriores a la contratación. Tampoco extinciones por despidos colectivos. A estos efectos no se tendrán en cuenta las extinciones anteriores al 25 de febrero de 2014.

➢ No se aplica la reducción al contrato que ya goce de otro beneficio en la cotización a la seguridad social.

Efectos de la aplicación indebida o incumplimiento de requisitos

➢ En caso de aplicación indebida de la reducción, reintegro de las cantidades dejadas de ingresar con el recargo y el interés de demora correspondiente.

➢ Para el caso de incumplir el requisito de mantener el nivel de empleo durante el período estipulado de 36 meses, se reintegrará la diferencia entre la cotización normal sin reducción y las aportaciones ya realizadas desde el inicio de la reducción, sin exigir recargo e interés de demora, en los siguientes términos:

• Si el incumplimiento del mantenimiento del empleo se produce a los 12   meses de    la contratación corresponderá reintegrar el 100%.

• Si se produce a los 24 meses se reintegrará un 50%.

• En caso de producirse a los 36 meses el reintegro será del 33%.

La Llei de l’Economia Sostenible

Josep Lluís Santamarta (jlsantamarta@avs.cat) 15/11/2011

Si l’estrès post setmana blanca no us permet conciliar la son, us recomano que abans de dormir dediqueu uns minuts a la lectura de la Llei 2/2011, d’Economia Sostenible, aprovada el passat dia 4 de març. És potser una de les lleis més pacífiques de la història, amb uns enunciats de principis que difícilment trobaran opinions en contra. L’objectiu no és modest: introduir en l’ordenament jurídic les reformes estructurals necessàries per crear condiciones que afavoreixi un desenvolupament econòmic sostenible. És preciós, però què vol dir tot això en realitat? L’article 2 de la llei ens aclareix que per economia sostenible s’ha d’entendre un patró de creixement que conciliï el desenvolupament econòmic, social i ambiental en una economia productiva i competitiva, que afavoreixi l’ocupació de qualitat, la igualtat d’oportunitats i la cohesió social, i garanteixi el respecte ambiental, etc. No és poca cosa. Tots coincidim en que el desenvolupament econòmic és una fita desitjable, i que ens cal millorar la nostra productivitat per poder competir amb les economies del nostre entorn. Però, sense dubtar de la bona intenció del nostre legislador, penso que els seus objectius són, pel cap baix, agosarats. En una sol text ens dibuixa un país futur que potser no reconeixerem de tant canviat que serà. Té la pretensió de fixar tot d’una principis per millorar la manera com l’administració dicta les lleis, per promoure la responsabilitat social de les empreses, la transparència dels mercats financers, simplificar els tributs, internacionalitzar les nostres companyies, millorar la nostra educació, etc., i tot això amb un model energètic sostenible. Tant de bo que se’n surti el govern amb aquest instrument normatiu, però en llegir-lo no puc deixar de pensar en una noia que vaig conèixer fa uns vint-i-cinc anys, passejant per Budapest quant encara hi manava el partit comunista hongarès. Discutint sobre els beneficis de l’economia dirigida, ens va etzibar el següent pensament: “és que jo amb això de l’atur, no estic d’acord”. I és clar, ningú no va gosar contradir-la, però no sé si la solució als nostres problemes passa per elevar al rang normatiu una bona intenció. En aquest sentit, No voldria que la llei en qüestió es quedés només en això, en un reguitzell de bones intencions cosides amb una norma feixuga plena de conceptes indeterminats com sostenibilitat, simplificació, austeritat,competitivitat, etc. En aquest darrer aspecte, deixeu-me destacar l’article 4.7 de la llei, quan invoca que el principi de simplicitat de la regulació normativa exigeix que “toda iniciativa normativa atienda a la consecución de un marco normativo sencillo, claro y poco disperso, que facilite el conocimiento y la comprensión del mismo.”(sic). Amb això també estic d’acord, però resulta curiós que ho trobem en una llei que toca aspectes tan diversos com els òrgans reguladors, la creació normativa de l’administració, el sistema tarifari elèctric, les finances administratives, l’IVA, els transports terrestres, l’educació, el cadastre, les patents, i molts d’altres, modificant la gens menyspreable xifra de 47 lleis diferents, mitjançant els 114 articles, 20 disposicions addicionals, 9 transitòries i 60 disposicions finals a les que prometo dedicar una bona part del meu temps per esbrinar com pretenen canviar les nostre estructures socials i situar-nos en la via de la recuperació econòmica sostenible.

Información relativa a la jornada de huelga general prevista el 29 de septiembre de 2010

AVS LEGAL I ECONÒMIC

El ejercicio del derecho a la huelga significa que los trabajadores deciden libre y voluntariamente si hacen huelga o no. Los trabajadores no tienen obligación de informar con antelación su propósito de ir a la huelga, por lo que el empresario no lo podrá saber hasta el mismo día de celebración.

La empresa no puede sancionar ni sustituir a los trabajadores que acudan a una huelga convocada legalmente en tiempo y forma.

Los trabajadores que participen en la huelga no tendrán derecho al cobro de salario correspondiente a ese día, ni a la parte proporciona de pagas extras, y se les suspenderá la cotización a  la Seguridad Social durante el día de huelga, por lo que tampoco gozarán de cobertura por incapacidad temporal.

El derecho al trabajo tiene que respetarse al igual que se respeta el derecho a la huelga. En este sentido, si los piquetes informativos o cualquier otra persona bloquea el acceso al centro de trabajo o impide que otros trabajadores acudan a su puesto de trabajo, se podrá poner en conocimiento de la policía.

Puede ocurrir que los trabajadores que no secunden la huelga se vean obligados a permanecer inactivos por resultar imposible el trabajo (imaginemos una cadena de producción que queda parada por falta de personal suficiente) . Estos trabajadores tendrán derecho igualmente al salario y la cotización y deberán permanecer en su puesto durante la jornada de huelga.

Con la finalidad de realizar las gestiones correspondientes a los efectos de la huelga en las liquidaciones salariales y cotización a la Seguridad Social, el empresario deberá comprobar qué trabajadores han secundado la huelga y comunicarlo inmediatamente a la asesoría que le confeccione las hojas de salario (si no dispone de departamento propio).

Aunque el alcance de la huelga es incierto, a buen seguro afectará el normal desarrollo de las comunicaciones, suministros, etc., por lo que es recomendable preparar con la máxima antelación la respuesta a las posibles contingencias.